Tratamiento

¿Cómo es el tratamiento del síndrome de quilomicronemia familiar-FCS?

Actualmente no existe medicamentos aprobados por las agencias regulatorias para el tratamiento de pacientes con FCS en Argentina, Chile, Colombia y Ecuador Las personas diagnosticadas con FCS deben centrarse en una alimentación adecuada, ya que el límite diario de ingesta de grasas es de 20 g. Una dieta restrictiva le dará al paciente la oportunidad de controlar los síntomas de la enfermedad y tener calidad de vida. Por tanto, la orientación de un nutricionista es indispensable para adaptar los hábitos alimentarios2.

¿Por que consultar con un nutricionista?

El nutricionista es parte fundamental en el seguimiento y tratamiento de pacientes con Síndrome de Quilomicronemia Familiar (FCS). Es el encargado de ayudar a los pacientes en la transición de los hábitos alimentarios e indicarles la mejor dieta para cada caso.2 Junto a un profesional especializado, los pacientes son capaces de crear un plan de alimentación que proporcione todos los nutrientes y calorías necesarios para mantener una vida lo más saludable posible.3